Ideas para administrar mejor tu tiempo

Cada tanto, escuchas o lees una frase que te sacude. De esas que te hacen detenerte y pensar: “¿Qué estoy haciendo?”. Ésta me la regaló la mamá de una de mis mejores amigas y dice así: “Que lo urgente no te impida ocuparte de lo importante”.

Vivimos “ocupados”, corriendo de acá para allá haciendo tres cosas a la vez. La lista de pendientes siempre es larga (la mía contiene no menos de 10 tareas por día). Responder mails y pagar cuentas siempre están a la cabeza. Pero terminamos el día agotados, agobiados, y sentimos que no avanzamos nada. Sobre todo en los proyectos que más nos importan.

Por eso ya no creo en el “multitasking”, esa capacidad para resolver más de una cosa a la vez. El foco se pierde, la energía se dispersa… los resultados importantes no llegan. Necesitamos aprender a organizar nuestro día dando prioridad a aquellas tareas clave para cumplir con esos planes de empresa o carrera de futuro. Así de simple… ¡así de complicado!

No olvido los pendientes, pero les asigno un horario luego de haber avanzado en lo realmente importante.

Sí, evitar que nos consuman las pequeñas obligaciones de lo urgente es una gran batalla que debemos dar cada día, pero vale la pena hacerlo. ¿Algún consejo? Define en qué parte del día tienes el mayor nivel de energía y concentración, y dedica esas horas a los proyectos que te darán el “mayor retorno sobre energía” (ROE, o return on energy). Mi mejor momento son las mañanas, y después del mate arranco con mis prioridades antes de revisar mails o mis redes sociales. No olvido los pendientes, pero les asigno un horario luego de haber avanzado en lo realmente importante.

La capacidad de administrar bien el tiempo es una de las habilidades en las que como emprendedora sigo trabajando mucho (porque sí, soy bastante dispersa). Así que seguiré compartiendo ideas y herramientas sobre este tema en los próximos posts. ¡Espero sus comentarios!

Foto: Mark Barner (Free Images)