Como ya te conté en este blog, uno de los principales beneficios de publicar un libro es que te posiciona como una autoridad en tu campo de actividad. Eso no solo te aleja del “ruido” generado por el exceso de información en Internet, sino que te permite comunicar mejor tu propuesta de valor ante potenciales clientes y fortalece tu marca personal. Pero hoy quiero hablarte del lado B: de lo que nadie te dijo sobre publicar un libro.

Con el avance de la tecnología y la baja en los costos, la autopublicación ha permitido que en la última década millones de personas cumplieran con el sueño de convertirse en un autor. Las cifras del fenómeno son fascinantes. Según las últimas cifras oficiales, en 2018 se autopublicaron más de 1,680,000 libros en todo el mundo (entre ediciones impresas, eBooks y los cada vez más populares audiolibros). Además…

¿Sabías que hoy hay más libros autopublicados que en manos de las editoriales tradicionales?

No hay ninguna duda de que un buen libro puede significar un antes y un después en tu carrera profesional o en tu posicionamiento como empresario. Y la mejor prueba de eso son los clientes con los que hemos trabajado en mi editorial. Para uno de ellos, el libro fue una gran herramienta para fortalecer su liderazgo en la cámara empresarial a la que pertenecía; para otro, convertirse en un autor significó un ascenso como profesor titular en una prestigiosa universidad.  

Sin embargo, que publicar sea hoy más accesible también está saturando el mercado con obras mal redactadas, sin un objetivo claro o directamente irrelevantes. Y que al final, no ofrecen ningún beneficio al autor (y mucho menos a los lectores). Es lo que nos dice Gabriel Zaid en Los demasiados libros.

La gente gasta un montón de tiempo y dinero en escribir libros sin entender, en primer lugar, para qué lo hace.

Por eso, antes de contactar a una editorial e iniciar el proceso de autopublicación es importante tener en cuenta qué tenemos que hacer para que un libro cumpla con nuestras expectativas. Y eso no quiere decir necesariamente vender miles de ejemplares y convertirse en un autor reconocido; pero sí, por ejemplo, conseguir más invitaciones para dar talleres y conferencias; o simplemente contar la historia de tus abuelos inmigrantes a tus hijos y nietos, y asegurarte de que esos recuerdos no se pierdan.

Sin un análisis previo de lo que quieres publicar, te va a pasar lo que a la mayoría de los nuevos autores… Vas a trabajar durante meses, por ejemplo, en una lista de frases motivadoras o de consejos para emprender, como tantos otros libros que hay en el mercado. Y después de armar el eBook y subirlo a Amazon, te vas a sentar a esperar que se venda solo. ¿Cuál crees que va a ser el resultado?  

Un libro puede ser una gran herramienta de marketing de autoridad.

De eso no hay dudas. Ese es el principal argumento de venta de los servicios de autopublicación de mi editorial. Pero un libro no funciona mágicamente.

Para que no cometas estos errores que mencioné y te desalientes al primer intento, esto es lo que deberías tener en cuenta.

No vas a decir nada nuevo

Se que esto puede sonarte un poco duro, pero entre lo que nadie te dijo sobre publicar un libro, este es uno de los puntos más importantes. Porque a menos que seas un experto que desarrolló, por ejemplo, una nueva metodología para hacer un plan de negocios, es difícil ser 100% original. Y a pesar de que eso es algo que en general preocupa a los autores, la realidad es que no es importante. Al final, para ganar autoridad con un libro lo que necesitas es ofrecer una perspectiva personal de los temas y hablar sobre ellos con tu propio estilo. ¿Y cómo se logra eso? Con nuevas ideas o conceptos, con frases que reflejen tu visión de las cosas, y principalmente con un relato honesto de tu historia y tus experiencias.

Un buen ejemplo es el libro Opción B, de Sheryl Sandberg y Adam Grant (Conecta).

opción b sheryl sandberg

A través de sus páginas, Sandberg ­–directora de operaciones de Facebook y una de las ejecutivas más admiradas del mundo–, habla sobre cómo enfrentar la adversidad, elaborar un duelo por la pérdida de un ser querido o por una enfermedad, y desarrollar la capacidad de resiliencia. Lo hace a partir de su propia experiencia, luego de la muerte repentina de su esposo durante unas vacaciones en México, de los relatos de otras personas que también tuvieron que enfrentar la adversidad y de los consejos del psicólogo y coautor del libro, Adam Grant.

El concepto alrededor del que gira todo es el título del libro, esa “opción B” a la que nos empuja la vida pero que podemos resignificar para crecer y encontrar de nuevo la felicidad. ¿Sandberg inventó el hilo negro? ¡Para nada! Hay miles de publicaciones sobre la pérdida y el duelo en las librerías. Pero logró resumir su mensaje con un título “pegador” y un relato sincero, desgarrador y a la vez esperanzado.   

Es importante que el libro será útil para alguien más

Publicar un libro puede resultar un ejercicio de ego. De hecho, no está mal que sea así; después de todo convertirse en un autor tiene un sentido de trascendencia y de legado. Pero si quieres que tu mensaje se difunda y tenga un impacto real, tiene que resultar interesante y relevante para otros. Y por eso es tan importante trabajar en la pauta editorial de una obra, ya que durante este proceso se define justamente el tema principal del libro, los objetivos del autor, el target de lectores, y cuáles son esos problemas o necesidades que el autor puede ayudarlos a resolver si leen su libro.

Analicemos ahora Minuto Cero, de Gwenaëlle Gerard.

minuto cero gwenaëlle gerard

En este caso, nuestra editorial participó del desarrollo de la pauta y de la edición final del libro. Cuando empezamos a trabajar, la autora y emprendedora tenía una idea clara: contar lo que le había pasado a ella, a su familia y a sus empleados durante el sismo del 19 de septiembre de 2017, que sacudió a la Ciudad de México, y cómo eso la había transformado a nivel personal y empresarial.

El reto fue definir cómo compartir esas lecciones para que, al final, le fueran útiles a personas que no habían pasado exactamente por lo mismo que Gwenaëlle y los suyos, pero que necesitaban superar otro tipo de desastre en sus vidas. El resultado fue un estremecedor relato en primera persona sobre cómo uno puede perder casi todo en 15 segundos, pero a la vez una guía práctica sobre cómo reinventarse y fortalecer las bases de un negocio.

La autopublicación no es sinónimo de mala calidad editorial

Es normal que muchos interesados en publicar un libro nos contacten para pedir una cotización y luego terminen editando, diseñando e imprimiendo los ejemplares por su cuenta, o subiendo el archivo digital directamente a la plataforma de Amazon KDP (Kindle Direct Publishing). Por supuesto, el presupuesto disponible siempre es un punto importante para un autor. Pero la calidad editorial de tu libro no es algo que deberías descuidar, porque una portada que se vea poco profesional o un texto con errores de ortografía pueden enviar un mensaje equivocado sobre tu autoridad.

Esta es la portada de un libro con el que trabajamos el año pasado: El sistema penitenciario en México, de José Carlos Montemayor Santana (Autores del Mundo).

el sistema penitenciario en méxico josé carlos montemayor santana

Además de que el autor quedó encantado con el resultado, lo que más me gusta es que la portada no es la típica de fondo blanco con textos y una imagen representativa. Tiene una fotografía que genera movimiento, juega con los fondos y texturas, y cumple su función principal: comunicar el tema del libro y llamar la atención.

No deberías juzgar a un libro solo por su portada, pero lo que es seguro es que puedes vender un montón de ejemplares si tiene una buena.

Jayce O’ Neal, autor de best-sellers

Investiga qué servicios de autopublicación existen en el mercado, pide recomendaciones y define en qué necesitas ayuda. Lo mejor es trabajar siempre de la mano de un editor con experiencia, alguien que pueda darte una opinión objetiva sobre lo que escribiste y que pueda mejorar los textos sin que pierdan tu sello personal. Además, no ignores la importancia de la corrección ortotipográfica. Y en cuanto al diseño, apóyate en un profesional con experiencia en libros, que no solo sea creativo sino que además conozca cuestiones técnicas, como los requerimientos para enviar un archivo a una imprenta o para subirlo a diferentes plataformas digitales. Las grandes editoriales manejan altos estándares de calidad. ¡Tú también puedes tenerlos!

Puedes convertirte en el principal enemigo de tu libro

Cuando un autor tiene poco tiempo libre para sentarse a escribir (algo que le sucede al 99% de quienes nos contratan), mi recomendación es que trabajen con un ghostwriter o “escritor fantasma”, que se encargue de entrevistarlos, convertir esas conversaciones en el contenido del libro, y fortalecerlo si es necesario con material adicional. Pero aún cuando contrate al mejor profesional del mundo, el autor no puede dejar de cumplir activamente su rol. Este es otro ejemplo de lo que nadie te dijo sobre publicar un libro.

Esto significa, en primer lugar, que el autor tiene que prepararse para las entrevistas con el escritor, porque si no solo va a compartir conceptos vagos o débiles, y esos encuentros van a ser muy poco productivos. Prepararse para una entrevista significa repasar la pauta editorial y las preguntas que se enviaron con anticipación, tomar notas, revisar archivos propios y buscar estudios o citas de otros libros que pueden enriquecer la obra.

Además, el autor tiene que comprometerse a revisar el material ya redactado, para hacer correcciones, sugerir cambios y asegurarse de que su personalidad y su estilo se ven reflejados. Y claro, para no demorar el proceso. Con un trabajo constante, el proceso de publicación de un libro toma cómo mínimo unos nueve meses. Es mejor ser realista en ese punto.

El marketing es tan importante como la publicación

Por último, para que un libro cumpla con los objetivos del autor necesita ser promocionado a través de un plan de marketing sencillo, pero bien estructurado. De lo contrario, y por más buena que sea tu publicación, nadie va a saber de su existencia (más allá de tu familia, amigos y conocidos).

El plan de marketing inicia con la determinación de la audiencia objetivo del libro, ya que eso te ayuda a decidir no solo el contenido y los problemas que va a solucionar, sino también cuántos ejemplares deberías imprimir. Por ejemplo, si eres un experto en relaciones públicas y das talleres o Webinars de manera regular, puedes incluir el libro dentro del costo de cada capacitación, y calcular cuántos ejemplares vas a necesitar de acuerdo a la audiencia promedio de cada evento.

Una de las grandes ventajas de la autopublicación es que ya no tienes que esperar dos años hasta que una editorial pague las regalías (casi siempre bajas, por cierto), sino que al gestionar las ventas de tu libro puedes generar ingresos más rápidamente, recuperar la inversión e incluso… ¡hasta ganar dinero! Pero de nuevo, eso no será posible si no promocionas de manera activa y regular el libro y si no eliges canales efectivos de comercialización. En un próximo post te voy a contar como armar un plan de marketing editorial que de resultados.

En resumen, si tienes el sueño de publicar un libro tienes muchas opciones. Puedes empezar por un eBook, imprimir bajo demanda, trabajar con una editorial independiente especializada en autopublicación o presentar una propuesta a una editorial tradicional (¿por qué no?). Pero no ignores los retos que tiene cualquiera de estas alternativas, tómate con seriedad el proyecto y ten en cuenta esto que te compartí acerca de lo que nadie te dijo sobre publicar un libro.

Cuando un libro está bien hecho y tiene la promoción adecuada, la recompensa puede ser muy grande.

¿Sabías que Robert Kiyosaki se auto-publicó cuando lanzó Padre rico, padre pobre en 1997? En 23 años, el libro vendió más de 32 millones de copias 109 países y fue traducido a 51 idiomas. Y significó el arranque de un negocio multimillonario para el autor. Por supuesto que esto no es lo más común, pero deja claro el impacto que puede tener un libro de calidad y bien promocionado sobre un negocio o un carrera profesional.

Si quieres saber más sobre cómo funciona la autopublicación y cómo podemos ayudarte a publicar un libro, no dudes en escribirnos a contacto@lauraemprende.com. Y como siempre, ¡bienvenidos los comentarios de nuestra comunidad!

Laura

Fotografía: Andrea Piacquadio, Pexels.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap