Un café como excusa para el encuentro, la charla y la compañía. Un café como invitación a abrir el corazón y revelar la propia historia, pero sobre todo a escuchar. Un café como eje de una comunidad de voces que se vuelven necesarias, y rescatan el valor de esas historias mínimas que marcan nuestras vidas. Historias como las que podemos leer en “Amerita un café”, de Lorena Llaguno, la última novedad editorial de Autores del Mundo en México.

“Las mujeres mantenemos una comunicación constantemente inconclusa. Somos capaces de dejarla suspendida en el tiempo y retomarla solamente cuando lo deseamos (o quizá cuando lo necesitamos)”, explica la autora en el prólogo del libro. “En el caso de mi círculo de amigas, sucedía con una sencilla frase: ‘Amerita un café’. Y de inmediato entendíamos dos cosas: que la conversación tendría que ser presencial y que sería frontal, sin metáforas ni espacios en blanco.”

Y es que, sin importar la edad, la distancia o el rumbo que haya tomado nuestra vida, las mujeres necesitamos hacer una pausa para reunirnos, escucharnos y dejarnos arropar. Al final, las mujeres contamos nuestras historias porque son las historias de todas. Y como dice Lorena, “las mujeres contamos nuestras historias en un pacto tácito para no ser olvidadas, para reclamarle al mundo un espacio que no se nos otorga de forma natural.”

El poder de las historias mínimas

Amerita un café, de Lorena Llaguno, cuenta 20 historias de mujeres que se descubren, que se manifiestan, en su mirada y en las miradas de las otras, como arcos que se tensan para aprender, para crecer y descubrir que la vida no se parece a lo que les han contado. Sus protagonistas toman decisiones o permiten que la vida las tome por ellas, se expresan o guardan silencio, gritan o prefieren cantar mientras van construyendo una comunidad de voces que se vuelven necesarias.

Porque a pesar de que les han enseñado que “calladitas se ven más bonitas”, las mujeres saben que es preciso decir las cosas, con entereza y precisión, a tientas o con pasos firmes.

Lorena nació en Ciudad de México en 1973. Es ingeniera industrial egresada de la Universidad Panamericana y cuenta con una Maestría en Negocios Internacionales por la Universidad Autónoma de México (UNAM). Cuenta con más de 25 años de experiencia profesional y se ha desempeñado en áreas de Mercadotecnia, Finanzas y Responsabilidad Social Corporativa.

Empezó a escribir a los nueve años, en un diario personal. En su adolescencia ganó el primer lugar en el Concurso Escolar de Cuento y el segundo lugar en el Concurso Escolar de Poesía. En 2011 participó en el Concurso Nacional de Cuento organizado por Librerías Gandhi, y logró la publicación de tres ensayos que se incluyeron en “El último libro del mundo”.   

Amerita un café fue publicado por nuestra editorial, Autores del Mundo. También participaron del proyecto Carlos Azar, como editor, y Miriam Amezcua, como coordinadora general.

A continuación, te comparto una charla que tuve con Lorena sobre su primer libro, que será presentado en pocos días en la Ciudad de México.

Lorena Llaguno, autora de «Amerita un café».

Si tuvieras que definir tu libro en pocas palabras, ¿cómo lo harías? 

Es una reflexión, una frase lanzada al azar, una conversación que se convierte en una historia, una plática que se transforma en una confesión.

En este libro busco rescatar el poder de la historia mínima que sucede entre mujeres. La forma en que construimos vínculos emocionales a través de la palabra. Son historias inspiradas en frases o situaciones cotidianas, como “Madre solo hay una” o “La tercera es la vencida”. Y si bien son inventadas, dejan abierta la posibilidad de que para alguien sean ciertas, porque se siente reflejada en ellas. Porque al construir a los personajes fui encontrando reflejos de mi propia historia, o de personas cercanas a mi vida. Al final, son historias atemporales que sin duda generarán una reflexión en mujeres de cualquier edad.  

¿Por qué te resulta interesante el universo femenino? 

Creo que hay un vínculo universal que construimos las mujeres. Una sororidad que rebasa cualquier estereotipo, época o paradigma. Yo misma he sentido el arrope de mujeres ante situaciones difíciles o complicadas. He reído con miradas en medio de desconocidas, y muchas veces he respirado tranquila al saberme rodeada por el género femenino.

Nuestra fuerza está en los silencios, pero para darnos cuenta hace falta narrar la historia. 

¿Te gustaría que tus lectores también fueran hombres? ¿Qué crees que pueden descubrir acerca de nosotras a través de tus historias?

Me encantaría que los hombres también disfruten esta lectura. Porque pienso que aunque las protagonistas son mujeres, el libro está dirigido a un público variado. Y resultará atractivo para cualquier hombre que disfrute las charlas con alguna mujer.  

Yo busco rescatar el poder de cada historia femenina, en particular las que suceden en la cotidianidad y sin aparentes altibajos. Con eso en mente, considero de gran valor que los hombres que lean “Amerita un café” se animen a invitar un café a la mujer que tengan más cerca en su vida, y le pidan que les cuente su historia. 

El libro tiene una ilustraciones muy logradas. ¿Quién es la autora? ¿Cómo fue esa colaboración y qué crees que le aportan a cada historia?

Las ilustraciones fueron realizadas por Natalia Llaguno, mi sobrina. Su ojo joven y artístico captura la esencia de la esencia que complementa las historias. Amé su trabajo, porque fue independiente al mío. Logró dar una voz única a cada relato y al mismo tiempo agregar su propia visión de forma sutil. 

Ilustración del relato «Lo que no te mata te hace fuerte». Por Natalia Llaguno.

¿Qué te motivó a escribir tu primer libro? ¿Cuándo empezó ese proceso?

Este año cumplo 50 años y quise regalarme el sueño de publicar un libro. Si bien he escrito muchas cosas desde que era una niña, siempre he mantenido esos escritos en un espacio personal e íntimo.  

Inicié el proceso con algunos altibajos hace unos 18 meses; sin embargo, me enfoqué de manera importante entre octubre de 2022 y enero de 2023. A esta edad tengo claro que es igualmente importante la vida que protagonizamos como las vidas que atestiguamos.

¿Qué consejo práctico le darías a alguien que tiene el mismo sueño de convertirse en un autor publicado?

Le recomendaría que, para empezar, se enfocara en construir el «para qué» y «para quién» escribe un libro. Son preguntas que a veces obviamos, pero que definen el tono y el ritmo de lo escrito. Teniendo eso claro, el texto fluirá con mayor agilidad.

Dónde comprar el libro

Amerita un café, de Lorena Llaguno, está disponible en versión impresa y digital.

Si quieres adquirir el libro físico, puedes hacerlo en la librería en línea de nuestra editorial, Autores del Mundo México.

Para comprar el e-book, las opciones son Amazon, Apple Books y Google Libros. También las plataformas digitales de cadenas de librerías como Barnes & Noble, Gandhi, Porrúa y Casa del Libro.

Para más información, puedes escribirnos a mexico@autoresdelmundo.com.

Fotografía: gentileza Lorena Llaguno.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • More Networks
Copy link
Powered by Social Snap