Es impresionante lo que Internet ha hecho por los pequeños y medianos negocios en materia de marketing. Hasta hace 10 años, sin un presupuesto para pagar por un anuncio en un medio o para al menos repartir volantes por la calle, poco era lo que podíamos hacer para promover nuestros productos y servicios.

Hoy, los blogs, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería nos permiten comunicarnos con audiencias segmentadas en minutos. Y muchas veces a un costo mínimo.

Otra gran ventaja de la era digital es que la cantidad de herramientas y recursos a los que tenemos acceso crece día a día. ¡Y cada vez son mejores!

Pero admitamos que eso puede resultar un poco abrumador cuando no contamos con la orientación de un experto. ¿Cuál es la mejor plataforma para programar publicaciones en redes sociales? ¿Hay alguna herramienta gratuita y fácil de usar para diseñar landing pages? ¿Cómo puedo diseñar banners para mi página Web si no soy diseñador?

Estas son algunas de las preguntas más recurrentes que me llegan al blog, o que me hacen luego de alguna presentación. Y por eso preparé este listado con mis cinco herramientas favoritas de marketing digital.

Son las que yo uso en el día a día de Laura Emprende y Con Acento Latino, después de probar muchas otras, y que recomiendo no solo porque son sencillas o gratuitas, sino por los resultados concretos que me dan.

¡Espero que estos recursos te ayuden tanto como a mi!

#1 Para tu página Web y blog: WordPress

Mi sitio está en WordPress, el sistema de gestión de contenidos (o CSM, por Content Management System) más amigable, eficiente y seguro. Con esta herramienta puedes desde armar un blog o subir un portafolio de productos hasta abrir una tienda online. Y como es muy flexible y escalable, puedes partir de una versión sencilla e ir agregando funcionalidades a medida que el negocio crece, a través de los llamados plugins.

Además, por la masividad de su uso, WordPress es la plataforma más efectiva para el posicionamiento orgánico en los buscadores.

Aunque hay una versión gratuita del sistema, yo siempre recomiendo invertir aunque sea en el plan premium más básico, para acceder a asistencia técnica durante las 24 horas. Y comprar además un dominio propio y alojamiento en un servidor, para “construir en terreno propio”. Después de todo, se trata de nuestra información y es demasiado valiosa como para dejarla en manos ajenas.

Si palabras como CMS, servidor o plugin te resultan extrañas, antes de lanzarte a armar un sitio te recomiendo tomar capacitaciones sobre cómo crear una página Web con WordPress. En Internet vas a encontrar muchísimos artículos y tutoriales gratuitos, y a mí me ayudaron muchísimo los de Jorge Baffa de Aventura Digital.

Las explicaciones y ejemplos que comparte son súper claros, los temas se actualizan todo el tiempo y cubren desde los aspectos básicos de la construcción de un sitio hasta los más técnicos (como qué es un certificado SSL). Con el tiempo, terminé contratando los servicios de Aventura Digital para actualizar el dominio de la página, el hosting, crear emails corporativos y poder usar plantillas prediseñadas para armar las páginas. Ofrecen paquetes a un precio súper conveniente, y el nivel de atención es excepcional (si mando un mail con alguna duda, Jorge y su equipo nunca tardan más de 24 horas en responderme).

#2 Para mejorar el posicionamiento de la página: Yoast SEO

Los plugins son fragmentos de código que se descargan y “enchufan” a WordPress para poder realizar algunas funciones importantes, como instalar un formulario de contacto u optimizar el tamaño de las fotografías que subimos. Un día voy a hacer una lista de los complementos que resultan imprescindibles, pero si tuviera que elegir uno solo me quedo con Yoast SEO. Sin lugar a dudas, en el podio de mis herramientas favoritas de marketing digital.

Cuando subes el contenido de una página o un nuevo artículo para el blog, y una vez que hayas definido cuál es la palabra clave, esta herramienta te avisa cuál es la puntuación del texto según los parámetros de Google. Y te da consejos prácticos para mejorarla: por ejemplo, aumentar la extensión de la nota, la densidad de la keyword o el número de links internos.

Yoast no solo es increíblemente fácil de usar, sino que con sus tutoriales puedes aprender muchísimo sobre SEO.

Para arrancar, la versión gratuita de este plugin es más que suficiente, aunque pronto voy a contratar la premium: te permite usar hasta cinco palabras clave, re direccionar URLs que ya no existen, y mantener el complemento actualizado según los últimos cambios en el algoritmo de Google.

#3 Para diseñar imágenes para posts y redes sociales: Canva

Una verdadera salvación para las que no sabemos nada de diseño gráfico ni cómo usar Photoshop. Es increíble la facilidad de uso que ofrece, su versatilidad y la calidad de las publicaciones que se pueden crear con esta herramienta en su versión gratuita.

Canva incluye muchos layouts prediseñados, que puedes personalizar con imágenes propias, viñetas y otros elementos gráficos. Además, te permite editar fotos, crear imágenes para redes sociales y almacenar los archivos en diferentes carpetas.

Con el tiempo, vas a querer sí o sí la versión premium de Canva.

Entre otras funcionalidades adicionales, un plan Canva Pro permite:

  • Cambiar la dimensión de los archivos con un solo clic
  • Acceder a un banco de fotos que son tendencia, de una calidad superior
  • Usar una mayor variedad de plantillas, ilustraciones, botones y otros elementos gráficos
  • Definir paletas de colores para tu marca
  • Cargar y trabajar con tus propias tipografías

#4 Para programar publicaciones en redes sociales: Later

Hace tiempo entendí que para que nuestra estrategia de social media no nos lleve demasiado tiempo (después de todo, la prioridad es encargarse del negocio), tenemos que planificar y automatizar. Porque si nos ponemos a pensar a último momento qué publicar en Facebook, o a sacar fotos para Instagram sin una idea de cuál es nuestro estilo de imágenes, la desorientación y las dudas nos van a volver sumamente inseguros e ineficientes. Y encima, vamos a terminar confundiendo al cliente.  

Así que el primero paso para manejar tus redes sociales es armar un calendario.

En ese documento, tienes que especificar el tema, el día, la hora y la plataforma en la que va a aparecer cada post.

Y luego de armar los textos y elegir las imágenes, hay que cargar los contenidos una o dos veces por mes en una plataforma donde puedas programar su publicación con días o incluso semanas de anticipación.

Para esta tarea, una de mis herramientas favoritas de marketing digital es Meet Edgar. Funciona con Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn, y permite manejar hasta 25 cuentas de redes sociales. Pero después de un mes de prueba sin costo hay que pagar US$49 por mes.

Si buscas una opción gratuita, y además estás muy enfocado en Instagram (que hoy por hoy todavía permite crecer en número de seguidores en forma orgánica), mi consejo es que uses Later: esta herramienta permite sincronizar fotos y videos desde tu celular y almacenarlas en carpetas, acceder a métricas para definir por ejemplo cuál es la mejor hora para publicar, pre visualizar el aspecto de los posts y hacer correcciones antes de verlos en línea. También se puede usar con Facebook y Twitter.

#5 Para enviar campañas de email marketing: Doppler

Mi primera opción fue MailChimp, una de las plataformas más utilizadas en el mundo y que tiene una versión gratuita para subir una base de datos de hasta 1,000 suscriptores. Con el tiempo empecé a encontrarle algunas limitaciones, sobre todo en lo que tiene que ver con la segmentación de las bases de datos, la automatización (por ejemplo, para reenviar una campaña) y la medición de resultados (como la tasa de apertura de los mensajes o el porcentaje de rebotes).

Un día, de casualidad, descubrí a Doppler. Y me enamoré. Es una herramienta muy intuitiva, tiene un montón de plantillas en español y con lindos diseños para crear mensajes de alto impacto, se pueden incluir contenidos audiovisuales, los reportes de las campañas son súper detallados y se acceder a ellos en tiempo real.

Y lo mejor: si tienes una duda o consulta, hay un equipo listo para ayudarte a través del chat. Doy fe de que te contestan en minutos.

La verdad es que el email marketing es la herramienta que me da los mejores resultados para contactar con mis clientes y por índice de conversiones. Y hoy por hoy no cambio a Doppler por nada.

Estas recursos son los que más me funcionan a mí, pero no necesariamente los que más le convienen a tu negocio o estilo de trabajo.

Lo que sí te recomiendo que los pruebes, los compares con los que estás usando actualmente, y que pidas referencias a otros emprendedores o expertos en marketing digital. Que no te suscribas a ningún plan de pago hasta no estar seguro de que estás en el camino correcto. Y que al final, armes tu propia lista de herramientas favoritas de marketing digital.

Nada mejor que la prueba y el error, la práctica diaria y la propia experiencia para decirnos qué nos va a servir o no.

Laura ⭐

Fotografía: Dominika Roseclay, Pexels.