authority marketing

 

En un escenario de crisis, ventas a la baja y alta competencia, ya no es suficiente con desarrollar una ventaja diferenciadora. Además, es necesario que nuestro valor sea percibido por nuestros clientes actuales y potenciales. Y para ello, nada mejor que el llamado authority marketing o marketing de autoridad.

Esta estrategia puede convertirte en toda una celebridad en tu mercado. En la referencia indiscutible para encontrar el mejor consejo o la solución para un problema de negocios. Al final, amplificarás el impacto de tu mensaje, tus gastos de marketing serán menores, tendrás más clientes y lo mejor: podrás cobrar más por tus servicios.

El marketing de autoridad tiene otro beneficio adicional: construye confianza. Y la confianza es un ingrediente indispensable para desarrollar relaciones de largo plazo; no sólo con los clientes, sino también con proveedores, socios y autoridades de tu sector.

Primeros pasos

¿Por dónde empezar? Por brindar información útil a tu audiencia objetivo de manera permanente. Datos y consejos que ayuden a resolver problemas o encontrar nuevas formas de crecer. La idea es que con el authority marketing tus clientes te encuentren casi de forma natural, como resultado de tu posición como el mejor experto y un aliado de negocios.

Entre otras herramientas, puedes tener un blog. Desarrollar una estrategia de relaciones públicas, para aparecer de forma regular en medios de comunicación. O participar como orador en eventos importantes. O publicar un libro: nada mejor para ganar prestigio, validar tu autoridad y demostrar que estás un paso por delante de tus competidores.

Como explica Dan Kennedy, “la realidad es que, si no estás posicionándote de manera sistemática y deliberada como una celebridad, estás ignorando lo que está moviendo los negocios alrededor de ti. Y descuidando uno de tus activos más valiosos”.

El marketing de autoridad es una herramienta poderosa que ya no puedes ignorar si quieres llevar tu compañía al siguiente nivel. Si no estás trabajando para darle un sentido de “celebridad” a tu nombre o tu marca, alguien más lo hará.