A pesar de la crisis por la que está atravesando el sector editorial, nunca hubo un mejor momento que éste para publicar un libro. Es algo que hablo mucho con los autores que llegan por primera vez a la editorial, y que poca gente conoce.

Es paradójico, porque mientras en las librerías las ventas de ejemplares siguen cayendo, la gente empieza a comprar libros a través de otros canales y a consumirlos en nuevas plataformas. El interés por conocer nuevas ideas, historias y autores sigue vivo: lo que está cambiando son las formas de llegar al lector. Pero hay un detalle aún más interesante.

Las grandes editoriales ya no son la única opción para lanzar un nuevo título al mercado.

La tecnología también ha transformado los mecanismos de impresión y ha abierto nuevos canales de distribución y comercialización. Y entonces, lo que antes era imposible hoy es una práctica común. Por ejemplo, podemos imprimir 50 ejemplares del libro y venderlos a través de plataformas como Amazon. Contratar un servicio de impresión bajo demanda para no cargar con stock. O lanzar una primera versión de la obra y probar la reacción del mercado con un eBook.

Publicar un libro hoy ya no está reservado a los grandes autores, o a las personas con dinero y contactos.

Y esta es una gran noticia para miles de personas que, como tú, sueñan con compartir sus conocimientos y experiencias con una gran audiencia.

Un sueño posible

Porque aunque no tengas ni idea sobre cómo escribir más de una página, o tu manuscrito haya sido rechazado por varias editoriales, tienes opciones concretas y accesibles paras convertirte en un autor. Y aquí te voy a contar cuáles son, y cómo dar los primeros pasos de un proceso de publicación.

Lo más importante es definir buen tema, identificar un segmento de lectores interesados, armar un programa de trabajo, y tener disciplina y perseverancia.

Publicar un libro es un proyecto grande, en el deberás trabajar durante meses, y por el que tendrás que sacrificar tiempo con los amigos o la familia. Pero al final la recompensa será mayor, porque no solo puede traerte beneficios a nivel profesional, sino que puedes transformar la vida de muchas personas.

No hay herramienta más esencial para tener autoridad que un libro. La forma más rápida para convertirse en un experto es escribir algo y darlo a conocer socialmente.

– Dan Kennedy, autor de El marketing basado en la confianza

Piensa en todos los libros que leíste en tu vida y que te enseñaron algo. Que te dieron una nueva perspectiva sobre un aspecto de tu vida personal, o que te permitieron solucionar un problema de negocios.

Dos caminos

Publicar un libro significa generar contenido en diferentes formatos, para que pueda ser distribuido y comercializado a través de canales físicos y digitales. Este proceso incluye tareas como escribir el texto, mejorar el estilo, corregir errores, diseñar la portada y los interiores de la obra, imprimir y entregar los ejemplares a los diferentes puntos de venta.

Para editar un libro y venderlo, tienes dos opciones.

Trabajar con una editorial tradicional

En este caso, no tienes que realizar ninguna inversión ni asumir un riesgo económico, ya que es la empresa la que se encarga de todos los costos relacionados con la publicación, distribución y venta del libro. A cambio de tu obra, tendrás que firmar un contrato de cesión de derechos de comercialización, por el que recibirás un porcentaje de regalías sobre el precio de venta de cada ejemplar.

Aunque desde el punto de vista económico esta la opción ideal, la realidad es que captar el interés de una casa editorial es extremadamente difícil. ¿Por qué?, porque ante la contracción del mercado, los menores márgenes de rentabilidad y la presión por lograr resultados, los editores y agentes literarios no quieren arriesgar. Y entonces prefieren trabajar con autores consagrados, líderes de opinión o famosos que les aseguren un lugar destacado en los puntos de venta (de ahí el fenómenos de los libros de influencers).

Publicar el libro por tu cuenta

Esta opción te permite asumir el control total de tu obra, desde el estilo de redacción hasta la imagen de la portada. Puedes trabajar con profesionales independientes, como editores o diseñadores, o contratar los servicios de una editorial especializada en autopublicación, que maneje todo el proceso.

Si bien con este esquema el autor tiene que pagar para publicar su libro, significa una alternativa concreta para poder salir del grupo de aquellos que sueñan toda su vida con ser autores… pero que nunca lo logran.

Además, la autopublicación es una opción mucho más económica de lo que la gente cree.

Y otro punto importante: si tienes una audiencia objetivo bien definida, la obra es buena, y trabajas en un plan de marketing para promover el libro, podrás recuperar la inversión y hasta ganar dinero. Y pensar en una reimpresión, o incluso en escribir otra obra.

Por ejemplo, si un abogado especializado en derecho laboral tiene su despacho y una trayectoria de años, da clases en una universidad y participa activamente en eventos de su sector, sus lectores podrían estar entre sus clientes, sus alumnos y sus colegas.

5 claves para arrancar

Mientras buscas más información y analizas el esquema de publicación que más te conviene, ¡hay que ponerse a trabajar en el libro! Porque sin un manuscrito, o al menos una idea sobre el tema principal, no podrás contactar a ninguna editorial.

Y el primer paso no es sentarse frente a la computadora a escribir lo primero que nos venga a la cabeza, sino definir cinco claves que te permitirán avanzar con el libro en un tiempo razonable y, además, disfrutar del proceso. Y son las siguientes.

¡Acá también la planificación es fundamental!

#1 Establece cuál es tu objetivo

Tener claridad acerca de por qué queremos publicar un libro te va a ayudar a definir el tema principal, el target de lectores, el contenido de los capítulos y tu objetivo de ventas.

Por ejemplo, algunas personas que escriben su autobiografía simplemente quieren dejar un registro de sus anécdotas, experiencias y lecciones de vida a sus hijos y nietos. En cambio, un coach de negocios o un especialista en finanzas puede convertir a un libro en la herramienta más efectiva para convertirse en una autoridad en su campo.

#2 Define el mensaje principal del libro

Este punto es muy importante porque muchos autores empiezan a trabajar en un manuscrito sin tener claridad sobre lo que quieren transmitir y, sobre todo, sobre lo que podría captar el interés de sus lectores. Y el peligro no es solo que se dispersen, sino que terminen publicando una obra intrascendente, que termine en la bodega de las librerías a las pocas semanas de salir al mercado.

Por ejemplo, si eres un empresario y quieres contar tus historias de éxito y de fracaso en los negocios, ¿qué es lo más interesante que puedes compartir? ¿Cuáles han sido las lecciones que más te marcaron, y que podrían ayudar a otros a iniciar sus propios negocios o hacerlos crecer? ¿Hay algún tema sobre el que haya pocos libros en español, y sobre el que tú podrías aportar una perspectiva nueva?

#3 Selecciona a tu audiencia objetivo

Esto no solo te ayudará a definir los contenidos, el estilo y el tono del lenguaje del libro, sino a pensar en posibles canales de promoción y comercialización, hacer una proyección de ventas, y definir el número de ejemplares de la primera edición.

Cuidado: no podemos intentar captar la atención de un público masivo de entrada, eso es solo para los best sellers.

Es mejor enfocarse en un grupo de personas con las que queremos iniciar un diálogo y mantener una relación a largo plazo, ya sea como lectores o como clientes potenciales. Y preguntarnos cuáles son sus necesidades y aspiraciones, y cómo podríamos ayudarlas a resolverlas con nuestro libro.  

#4 Investiga a tu competencia

¿Hay libros ya publicados sobre el mismo tema que elegiste? ¿En qué estilo y formato? ¿Quiénes son los autores? ¿Cuál es su estilo y cómo está desarrollado el contenido? ¿Por qué canales se distribuyen esas obras, y qué tan exitosas han sido en términos de ventas?

Analizar a tu competencia es vital para poder trabajar en una propuesta, que ofrezca una perspectiva diferente, te posicione como una nueva voz en el mercado, y te haga visible ante los lectores, clientes y aliados potenciales. Se humilde, pide a personas de tu confianza que te den su opinión, y trabaja en serio en hacer de tu libro algo diferente.

#5 Trabaja en una pauta

El último paso antes de sentarse a escribir es definir cuál va a ser la estructura del libro. Es decir, cómo vas a organizar toda la información derivada del tema principal a lo largo de los capítulos.

Esta pauta editorial debe funcionar como una guía, para que puedas avanzar en la escritura a paso firme. Entre otra información, debe incluir la extensión total del libro, el número de capítulos y cuáles son los temas que vas a desarrollar en cada uno, detalles sobre fotografías o gráficos, el nombre de los expertos y estudios que vas a citar, y cuál va a ser el estilo y tono del lenguaje.

Estas cinco claves son un resumen muy corto de qué es lo primero que tienes que hacer para publicar un libro. ¡Pero todavía hay mucho más que quiero compartir con todos aquellos que sueñan con convertirse en un autor publicado!

Así que en próximos posts te hablaré con más detalle sobre otros procesos clave en la edición y venta de un libro, como la escritura de un manuscrito, el desarrollo de un plan de marketing editorial, o cómo vencer los miedos y bloqueos a la hora de escribir.

¿Dudas? ¿Comentarios? Escríbeme a contacto@lauraemprende.com.

Laura

Fotografía: Thought Catalog, Unsplash.